¡TODOS OREMOS UNIDOS POR JAPÓN!

El Centro Mundial de Avivamiento, en cabeza de los pastores Ricardo y Ma. Patricia Rodríguez, invita a todos los lectores del Blog de Noticias de Avivamiento a que se unan al clamor por Japón después de los fenómenos naturales de los cuales fueron víctimas los habitantes de este país.

Oremos de acuerdo porque este sea un tiempo en que Dios pueda entrar al corazón de todos aquellos que lo necesitan, que reciban consuelo, paz y restitución de parte del Señor en estos tiempos tan difíciles para esta nación.

TODOS A LA MESA DEL REY

Cantar de los Cantares 2:4

“Me llevó a la casa del banquete y su bandera sobre a mi fue amor.”

*

Un mensaje directo del cielo es este que nos dice claramente que Dios nos está llamando a su mesa.

Estamos bajo un pacto divino, “Un mejor pacto establecido sobre mejores promesas “ -Hebreos 8:6. Es un tiempo poderoso en que el Señor nos llama a salir de la condición de derrota, de escasez, de dolor… y abriéndonos la puerta a este banquete que ha sido preparado por el Rey de Reyes para nosotros.

El contexto de esta prédica del Pastor Ricardo Rodríguez está enmarcado en I Samuel 20, cuando David hizo un pacto con Jonathan, en el cual Mefi- boset (hijo de Jonathan) recibiría la restitución de todo lo que le correspondía, no del juicio sino de la bendición. No tendría porque merecer algo así a causa de la maldad de su familia, pero un pacto guardó su lugar en la mesa del Rey.

En un momento de su vida en el que podría esperar cualquier cosa menos poder sentarse a la mesa con el Rey de Israel, su vida da un giro y su condición de pobreza cambia; saliendo inmediatamente de la deshonra, llamado fuera de la desgracia y de la humillación.

Es una invitación  que Él mismo nos hace. La mesa está servida… el pan de los hijos, liberación para tu alma, palabra que bendice, restitución, cuidado, toda la protección bajo el amparo del Altísimo, una unción de amor está siendo derramada sobre todo aquel que quiera tomar esta bendición.

Sólo en  la mesa del Rey podrían encontrarse los alimentos más seleccionados y todo lo que alguien podría anhelar… misericordia, sueños cumplidos, restitución, paz, abundancia y todo aquello que necesitamos está ahí, en la Presencia de Dios cada día en este nuevo tiempo, un banquete que nunca antes habíamos tomado.

Esto y mucho más es lo que Dios tiene preparado parea todo aquel que decide caminar con Él  y creer en su promesa para este tiempo…

Si desea escuchar este mensaje -La Casa del Banquete- haga clic aquí

—Visite www.avivamiento.com